22/6/08

[Abre el corazón y que sea él quien escriba...]

Hoy voy a contar un cuento, pero no un cuento cualquiera, si no un cuento que a todos es familiar...

Ella era una chica algo complicada, a veces incluso fría, algo borde con la gente, era su naturaleza. No solía sentirse superior ni inferior a nadie, simplemente no existían comparaciones, tampoco era importante su físico, ni su carácter...lo característico de ella era esa libertad. Si, esa libertad que hoy en día es desconocida, esa libertad que muchos añoran, esa libertad que algunos creen haber tenido alguna vez, esa libertad que todos defienden y nadie sabe ni su nombre real...la libertad de hoy en día no es mas que una ilusión...¿cuantos podrían vivir por si solos? Todos dependemos de algo, todos estamos atados a esta sociedad, ¿cuantos vivirían sin electricidad, sin consumir, sin petróleo...? ¿Cuantos morirían por dinero?


Ella solía decir que no necesitaba nada, puede que fuera mentira, pero era en parte verdad, puesto que su mente, sus principios, sus sueños...a ellos nadie podía manipularlos, nadie ni nada podía llegar a sus pensamientos, porque con lo que hay en su cabeza era suficiente...era feliz...



2 comentarios:

Rose dijo...

Nadie es completamente libre ni completamente independiente que triste pero muy real... en esta vida hay que aprender a jugar ya sea siguiendo las reglas o no.

=(

YaniRa dijo...

no necesitamos ser completamente libres para ser felices.