24/10/08

[A algunos, la madurez les llega el dia de su funeral...]

Insuficiencia de espacio en la mente para aceptar la verdad y no querer abrir los ojos. Falta de cerebro para ver mas haya de sus narices y darse cuenta que no todo en este mundo es lo que ellos piensan. Estupidez abundante para creer que lo que ellos piensan es la verdad, es la única y la mejor forma de pensar, y lo que piensa o dice el resto es todo mentira. Desbordante arrogancia para creerse superiores al resto por pensar de esa forma. Ceguera completa ante la realidad de las cosas, y los hechos tan claros. Absoluta y completa docilidad ante unas leyes y reglas que siguen hasta el ultimo día de sus asquerosas vidas. Triste indiferencia ante todo argumento que, pese a su lógica, sea contrario al suyo. Contraataque a cualquier signo de falsa ofensa. Imposición total y completa de los pensamientos entre sus seres cercanos. Extralimitación de su poder de convicción y perdida de sentido de la palabra. Deseo de contrariar a las personas y los hechos que puedan revelar la verdad. Extremadamente intransigibles. Convertir y cambiar los hechos y las palabras para interés propio. Detectar supuestas ofensas donde no las hay...



Podría describir y escribir muchas mas horas, hasta que seguramente me quedara sin palabras, y probablemente todo esto fuera en vano...todos sabemos a que clase de personas me refiero, creo que no hace falta añadir mas.

Gracias a esta sociedad donde se impone un pensamiento común, donde quien opina es un extraño, y donde la verdad la tiene cada uno escrita en la suela del zapato mientras pisa mierdas por la calle. Gracias a esta sociedad donde todos callamos lo que pensamos y agachamos la cabeza a la espera de que alguien hable por nosotros y cambie todo por arte de magia. Gracias a esta sociedad donde todo es tan falso que nadie sabe en realidad lo que piensa, ni por que lucha, por que en realidad, no importa lo que defiendas, tarde o temprano, la razón la tienen siempre los mismos así que, ¿para que pensar? ¿para que hablar? Que piensen y hablen otros por nosotros, y así nos va, con una sonrisa en la cara de gilipollas y un saco de hipocresía colgado en la espalda a golpes de puñal. Pero, eso si, todos tan felices.

3 comentarios:

Someone exactly like you. dijo...

Egocentrismo absurdo generalizado,así va el mundo.

DevilNator dijo...

Mucha razon.. hay cada gilipollas suelto..
En fin que vaya mierda de mundo nos estamos buscando..

Bueno he llegado por casualidad y tu blog es muy interesante me gusta bastante tu manera de escribir..

Un Saludo.. =)

Estoicolgado dijo...

quizá haya que empeñarse en buscar excepciones. La hipocresía enraiza rápido, pero existiran inmunes, no¿?

Un texto que denota madurez... creo que no te había comentado hasta ahora, pero también creo que volveré a hacerlo